Cerámica Medieval Socarrats

  • bel_art_formacin_2 Cerámica Medieval Socarrats
  • bel_art_formacin_2 Cerámica Medieval Socarrats
  • bel_art_formacin_2 Cerámica Medieval Socarrats
  • bel_art_formacin_2 Cerámica Medieval Socarrats
  • bel_art_formacin_2 Cerámica Medieval Socarrats
  • bel_art_formacin_2 Cerámica Medieval Socarrats
bel_art_formacin_2 Cerámica Medieval Socarrats1 bel_art_formacin_2 Cerámica Medieval Socarrats2 bel_art_formacin_2 Cerámica Medieval Socarrats3 bel_art_formacin_2 Cerámica Medieval Socarrats4 bel_art_formacin_2 Cerámica Medieval Socarrats5 bel_art_formacin_2 Cerámica Medieval Socarrats6
slider html by WOWSlider.com v5.4

OBJETIVOS 

El objetivo del curso es dar a conocer a los alumnos los aspectos históricos y artísticos de la cerámica medieval levantina  y aplicar la técnica del socarrat nosotros mismos desde el principio. 

HISTORIA Y PROCESO 

Es difícil encontrar datos referentes a la producción de “socarrats” en los documentos de la época a diferencia de las múltiples referencias a contratos de fabricación de azulejos esmaltados. Quizás esta falta de información documental es debida al escaso valor que en su época se le otorgaba a estas piezas, eclipsadas, sin duda, por la gran aceptación de que gozaban los azulejos esmaltados de la ciudad de Manises. Aunque se han encontrado muchos ejemplares de “socarrats”, la cantidad no es ni mucho menos comparable con los innumerables restos de azulejos esmaltados de la misma época y lugar de fabricación. Por lo tanto, estamos ante un ejemplo singular de producción cerámica.

En este taller nos dedicaremos a explicar la procedencia e historia y el proceso en su decoración.

La elaboración de estos azulejos o placas parece estar sujeta al siguiente proceso: sacada la pieza de barro aún tierno del molde de madera que le había dado las proporciones de largo, ancho y grueso, se secaba en paraje poco aireado y sin sol; después se la cubría de una ligera capa de pasta blanca , tierra caolínica ó arcilla blanca muy calcárea ó, incluso, con cal y sobre ella se pintaba con óxido de hierro y óxido de manganeso (rojo y negro respectivamente), se introducían las placas en el horno, quedando al salir de ésta única cochura a unos 800º 900º centígrados, con resistencia para ser colocados en los techos y con las pinturas, permanentes y de aspecto mate. Esta particularidad de someterse tan solo a una cocción, les valía el calificativo de “socarrats”, término del lenguaje valenciano utilizado para denominar las piezas de barro cocido una sola vez. Con este nombre propio se han conservado los escasos ejemplares originales conocidos. Aunque este método es el más aceptado debemos considerar variaciones respecto al mismo. Así, debemos aceptar que existen ejemplos de “socarrats “decorados en frío (decoración no cerámica) y también otros realizados en dos cocciones, una para obtener la placa en

Terracota en otros colores.

MATERIALES

 Arcilla blanca

Óxido de hierro y óxido de manganeso

Pinceles especiales de cerámica

Papel vegetal

Lápices

Carbón

Dibujos

Horno

 PROGRAMA

Tomaremos un ladrillo en las que hay dos opciones industriales o artesanos,

Pasaremos el engobe con arcilla blanca, y seguidamente  con el dibujo que deseemos pincharemos y haremos el estarcido, hecho esto lo colocaremos sobre el ladrillo y pasaremos con carbón para traspasar el dibujo.

Una vez tengamos el dibujo con oxido de hierro y para combinarlo oxido de manganeso lo iremos pintando.

Ya pintado el dibujo lo dejamos secar

Por ultimo lo envejeceremos con betún de Judea, y tendremos un “socarrat” muy decorativo con nosotros