Óleo

El óleo es una pintura de consistencia aceitosa. Su principal virtud es la propia capacidad de corrección que ofrece este medio y la calidad de los acabados, pues su consistencia oleosa proporciona un matiz de rico color, da cuerpo a cada pincelada, manteniendo la textura del trazo inalterable hasta su secado. Es precisamente la versatilidad de la pintura al óleo lo que hace que su manipulación sea más complicada.


Los óleos se han utilizado de diversas formas desde el siglo XIV. Hasta ese momento, el pigmento añadido a una emulsión de huevo era el medio empleado en la mayoría de los estudios de artistas. Sin embargo, el óleo pronto eclipsó al temple de huevo en cuanto a popularidad, debido sobre todo a su mayor versatilidad, más tiempo de manipulación y un resultado más sutil. Las formas redondeadas y exquisitamente dibujadas típicas del Renacimiento no habrían sido posibles sin las cualidades que el óleo aportó.

Al principio, eran los aprendices del maestro pintor los que preparaban los óleos en el estudio. Afinales del siglo XVIII, surgieron en Europa las tiendas de coloristas, ofreciendo colores previamente molidos.

Aunque existe un gran romanticismo en la historia del óleo, no cabe duda de que los colores actuales son de una calidad muy superior a la de aquéllos creados en siglos, generaciones e incluso décadas pasadas. ¿Por qué? Materiales nuevos, más permanentes, métodos superiores, así como la experiencia y el conocimiento técnico acumulado del fabricante suponen una diferencia asombrosa en cuanto a la calidad del color que los artistas emplean hoy en día.

Ingredientes
En la actualidad, los óleos tradicionales se producen básicamente mediante el mismo proceso que se empleaba en el siglo XV. Se mezcla el pigmento con un vehículo de aceite de linaza (de la planta del lino) y en algunos casos, con aceite de cártamo (de color más pálido y que se seca más lentamente).

En lugar de moler a mano cada color, utilizando una piedra o cristal de moler, hoy en día se consiguen colores de mayor calidad mediante una gran variedad de métodos de molido. Las decisiones sobre cuántas pasadas por el molino de triple rodillo se necesitan, cuánto aceite se debe emplear, así como el tipo de aceite a utilizar, se toman según las características individuales de cada pigmento.

Características.
Los óleos de calidad suprema ofrecen lo siguiente:

Profundidad de color.
Molido adecuadamente, el aceite de linaza soportará una alta concentración de pigmento. Esto se plasma en un mayor grado de tintura, una verdadera mezcla y en la oportunidad de obtener el máximo provecho de la relativa transparencia u opacidad de cada pigmento.

Además, las cualidades refractantes del aceite (modo en que la luz pasa a través del vehículo) proporcionan al color una riqueza y profundidad características de las joyas y que es incomparable a cualquier otro medio utilizado.

Un período de manipulación más extenso.
Según el tipo de pigmento, los óleos están secos al tacto entre dos y doce días después de su aplicación, permitiendo un período más largo de manipulación, mezcla y modelado. Las diferencias en cuanto al tiempo de secado se deben a la reacción de cada pigmento al mezclarse con el aceite.

Estabilidad en el tubo.
El color molido por expertos se mantendrá en suspensión estable casi indefinidamente. Los colores molidos con mala técnica tienen tendencia a separarse, elevando el aceite a la parte superior de tubo y dejando que el pigmento se acumule al fondo. Además de ser una molestia para el pintor, el resultado de una separación excesiva puede ser un color que, al aplicarse, no se adhiere y que no contiene aceite suficiente para crear una película de pintura estable.

Permanencia y estabilidad en la superficie pintada.
El óleo de calidad superior es una mezcla perfecta de pigmento y vehículo, permitiendo que el óleo se seque de la manera apropiada, formando una película estable que, en condiciones óptimas, permanecerá durante muchas generaciones.

Breve mención del secado y la película de pintura estable.
El aceite de linaza se seca por oxidación, un proceso químico que ocurre cuando se expone la película de aceite al oxígeno de la atmósfera. En resumen, los colores al óleo se secan mediante un lento proceso respiratorio.

El mecanismo de secado se pone en funcionamiento al añadir oxígeno a la molécula de aceite, provocando una reacción que transforma la estructura lineal esencial del aceite fluido en una estructura tramada, rígida, tridimensional. Si se aplica adecuadamente, la película de aceite puede ser altamente estable y permanente. Pero cualquier cosa que interfiera en el proceso de secado o polimerización, ya sea por un exceso de dilución o por el uso de disolventes impuros, producirá una película no apta para soportar los estragos del tiempo. Más adelante, en otras secciones, se proporcionarán más detalles sobre cómo utilizar el color de manera que permanezca el máximo tiempo posible. Dicho esto, a continuación se enumeran cuatro principios fundamentales para obtener una película estable:

•   Evite añadir demasiado disolvente a la mezcla de color. Un exceso de disolvente dispersa y diluye la estructura química, impidiendo la fusión y la formación de la película estructural.

•   Utilice siempre disolventes puros para artistas. Los disolventes para trabajos de ferretería y bricolaje, o cualquier disolvente que no haya sido refinado hasta el grado de los disolventes para artistas, a menudo contienen impurezas que dificultarán la formación de la película estructural.

•  No utilice trementina vieja u oxidada. Para mantener la trementina fresca y utilizable, mantenga siempre las botellas llenas y en la oscuridad. La trementina oxidada deja un residuo gomoso que impide que el color se seque.

•  Observe las normas de “graso sobre magro” y “espeso sobre fino”. Estas técnicas aseguran que las sucesivas capas de color aumentan en flexibilidad y tienden menos a agrietarse.
Otras Técnicas derivadas del Aceite.

Colores alquídicos. Tras la introducción y posterior popularidad de los colores acrílicos, cuyo periodo de secado es de 10 a 20 minutos, los pintores al óleo empezaron a solicitar un producto que secase más rápidamente que los óleos tradicionales. Fruto de esta demanda, nacieron los actuales óleos alquídicos de secado rápido.

Los alquídicos se crean a partir de un aceite vegetal procesado de forma natural (la mayoría de los aceites alquídicos empleados en la industria de los materiales artísticos se derivan del aceite de soja). Se polimeriza el aceite por medio de una reacción química con el alcohol y un ácido (“Polímero” significa que las moléculas se enlazan creando largas cadenas.). Es como acoplar un largo tren.

El resultado polimerizado es un producto similar a la resina que, al mezclarse con un disolvente adecuado de olor moderado, adquiere muchas de las características del aceite de linaza tradicional. Al igual que los aceites tradicionales, los alquídicos se secan por oxidación (un enlace logrado con la ayuda del oxígeno de la atmósfera), un proceso mucho más rápido en los alquídicos que en los aceites tradicionales. La película tarda en secarse de 18 a 24 horas.

Permanencia y estabilidad de los alquídicos: Como vehículo de pintura, los alquídicos forman una capa de pintura comparable, en cuanto a estabilidad, a la de los óleos tradicionales. De hecho, la doctora Marion Mecklenburg, científico investigador principal en la Smithsonian Institution de Washington DF, lleva investigando la estabilidad de las películas de aceite desde 1978, intentando identificar los factores que contribuyen a crear la capa de pintura más segura posible.

Óleos miscibles en agua.
Al contrario del viejo dicho de que “El agua y el aceite no se mezclan”, el aceite de linaza sí que se puede tratar de manera se disuelva con agua. La mezcla resultante se llama “emulsión”; una mezcla equilibrada de sustancias que normalmente no son combinables. Se lleva haciendo desde hace miles de años con huevo y agua, con cera y agua y, en efecto, también con aceite y agua. La mezcla se puede obtener por medios mecánicos o por modificación química. El óleo miscible en agua de la mejor calidad crea la emulsión inmediatamente después de añadírsele agua. Esta emulsión autogenerada, ofrece el tipo de consistencia y la facilidad de manipulación más tradicionales. La única modificación química del aceite de linaza es para permitir la mezcla con agua en vez de con disolventes. Esto no compromete para nada las características de manipulación ya que éstas son exactamente iguales a la de los óleos tradicionales.

Óleo solido en barra.
A principios de los años 80, dos artistas americanos que querían unir las características del óleo con la inmediatez de los pasteles, crearon el Oilbar.

Oilbar es simplemente un óleo en estado sólido. Este producto se mediante la combinación de pigmentos y aceite de linaza o cártamo con una mezcla de ceras cuidadosamente seleccionadas. La serie incluye una barra para mezclar incolora que permite crear variados efectos pictóricos.


 

Receta

La mayor parte de los pigmentos pueden ser mezclados con aceite de linaza; hay muy pocas excepciones. Los pigmentos azules claros, los blancos y los amarillos muy claros, deberían ser mezclados con aceite cártamo, aceite de adormidera o aceite de nueces, para prevenir el efecto verdoso que con los azules produce el aceite de linaza, y el amarilleamiento en los colores muy claros. Con el aceite, algunos pigmentos son más fáciles de usar que otros. La única forma de aprender acerca de las características propias de cada pigmento es a través de la paciencia y el fomento de una práctica sistemática.

Los aditivos que pueden uniformizar e igualar las distintas consistencias de la pintura en la molienda de los pigmentos podrían ser, según Mark David Gottsegen, el añadir 30 grs de Cera de abejas pura 100% Blanqueada (actúa como estabilizante) a 250 ml. aprox. de aceite de linaza, y calentar la mezcla hasta que ésta se funda. Por otra parte, el Blanco Fijo y el Hidrato de Alúmina muy fino también pueden ser usados para bajar o incrementar la absorción de aceite de cada pigmento, y para evitar la tendencia a la separación del aglutinante-pigmento.

Como norma general, una parte de aceite de linaza es usado por cada 1-3 partes de pigmento, según la absorción de aceite de cada pigmento. Los agentes dispersantes adecuados ayudan bastante cuando el polvo es demasiado fino y con poca densidad. Se debe trabajar una pasta con una moleta de vidrio o una espátula artística adecuada a la cantidad que se esté trabajando. Hay que añadir el aceite trabajando la mezcla lentamente hasta que se obtenga una pasta consistente. Esto puede tomar, dependiendo de las características fisico-químicas de cada pigmento, entre 10 y 30 min. Tenga en cuenta que si añade demasiado aceite puede obtener un amarilleamiento excesivo, craquelamientos e incluso arrugas. Si a pesar de todo lo ha hecho, deje reposar la pasta en papel secante hasta reducir el exceso de aceite.

Guarde su pintura al óleo en un tarro de cristal con cierre hermético y boca ancha y cúbralo con una capita muy fina de aceite o bien un film de plástico transparente de envolver que se venden en rollos para la cocina doméstica; con ello impedirá que la capa superior se seque rápidamente. Si le resulta más práctico, también puede guardar la pintura en tubos de aluminio de distintas capacidades.

A la hora de pintar, y si así lo desea, añada unas gotas de secativo o de médium para reducir el tiempo de secado.

Fabricarse sus propias pinturas es una excelente forma de aprender acerca del color y de la propia pintura, así como de la naturaleza de los aglutinantes y de los diferentes pigmentos. Además, ahorrará dinero y garantiza el uso de ingredientes puros en su propia pintura.

Si usted esta comenzando en este proceso de fabricarse sus propias pinturas, comience utilizando sobre todo pigmentos de tierra y pigmentos de serie económica.

Sobre el secado decir que cada pigmento reacciona de forma diferente cuando es combinado con el aceite y los resultados de la pintura tienen distintas características. La compleja reacción que acontece afecta al porcentaje de oxidación y determina el carácter de la película de pintura que se forma. Para conseguir que las capas de pintura al óleo sequen rápidamente los pigmentos de secado rápido que se indican a continuación. Emparejando cuidadosamente el pigmento y el aglutinante se puede llegar a controlar en un alto grado de aproximación el tiempo de secado de médiums, glaseadores y pintura.

Rápido
Medio
Lento
Muy Lento

Sombra Natural
Cobaltos
Tierra Verde
Negro Marfil

Siena Calcinada
Óxidos
Carmesí Alizarina
Cadmios

Derivados Plomo
Siena Natural
Azul Ultramar
Bermellón

Azul Prusia
Derivados Zinc
Azul Cerúleo

Violeta Manganeso
Verde Viridian
Ocre Amarillo

Tiempos de secado de algunos aceites (valores aproximados).

ACEITES
TIEMPO/DIAS

Aceite de linaza crudo, en capa fina
3

Aceite de linaza crudo, en capa gruesa
12

Aceite de Adormideras, en capa fina
5

Aceite de linaza stand-oil, en capa fina
2

Aceite de linaza stand-oil, en capa gruesa
10

Aceite de linaza espesado al sol, en capa fina
2

Aceite de linaza espesado al sol, en capa gruesa
9

Aceite de Nueces, es capa fina
5

Aceite de Nueces, es capa gruesa
4

 

 


logotipos1 Óleo