SUMI- E

¿Qué es el Sumi-e?
El sumi-e es una técnica en pintura que tiene origen en China, y en Japón se denomina sumi-e, literalmente “tinta” y “pintura”. Se caracteriza por un estilo naturalista con gran influencia en el Tao y el Budismo Zen (Chan). Su técnica suele incluir un trazo rápido,expresivo y con unos acabados impresionantes que parecen retratar a la naturaleza como parte del que la dibuja, de manera general siempre con tintas negras sobre papel blanco de
arroz.
Para comenzar con la práctica normalmente se estudian cuatro tipos de plantas tradicionales dentro de la cultura japonesa y siempre directamente de la naturaleza. Estos se muestran en el manual de pintura chino “El jardín de la semilla de mostaza”, que llegó a Japón en el siglo XVII, se establecían cuatro elementos naturales para seguir un aprendizaje completo del  sumi-e. Se les llamó Los Cuatro Honorables Caballeros (Shikunshi) y se debían aprender
por este orden:

–Ran, la orquídea silvestre. Está compuesta de trazos espontáneos y sueltos. Hojas delgadas y flores de diminutos pétalos.
–Také, el bambú. Para dibujarlo son necesarios movimientos enérgicos. Cañas gruesas con secciones muy marcadas, hojas que se abren como abanicos.
–Ume, el ciruelo florido. Es un tronco nudoso en que se utilizan técnicas de aguada para darle textura. De él brotan flores delicadas hechas con pinceladas     muy suaves.
–Kiku, el crisantemo. Es la flor japonesa por excelencia y para pintarla se requiere conocer todas las técnicas anteriores.
  Es muy importante los trazos, la cantidad de agua y de tinta en combinación con la rapidez del pincel y al delicadeza del trazo. Con todos estos motivos        florales se puede comenzar a captar una gran variedad de texturas, movimientos y motivos, para más adelante dedicar el trabajo a cualquier elemento de       la  naturaleza, como paisajes y montañas.